Testimonio

Testimonio: tDCS como tratamiento para dolor crónico

Testimonio paciente con dolor crónico y tratamiento de tDCS.

Les quiero contar mi caso personal, un testimonio de alguien que se dio la oportunidad de cambiar su vida con neuromodulación (tDCS).

Dolor crónico

Llevaba años con dolores muy agudos, cuando hablo de años son varios, más de 3. Para mí estos 3 años y cacho se convirtieron en una pesadilla de vida. No solo era dolor todo el tiempo, también mi cuerpo temblaba, sobre todo mis extremidades superiores. Mi problema era generado por nervios disfuncionales.

No había medicamento que me lo quitara, mi tratamiento incluía morfina activa pero ya ni eso ayudaba. Ya había pasado por un gran número de medicamentos, acupuntura, homeopatía y por supuesto más de una cirugía.

En un ir y venir con médicos de todas las especialidades que se puedan imaginar, llegué a un nuevo tratamiento que prometía cambiar mi calidad de vida. Yo solo pensaba “tengo que intentarlo si con eso el dolor se va o aunque sea que disminuya un poco”. El tratamiento que les cuento es Neuromodulacón con tDCS. Cuando el especialista me lo empezó a contar me imaginaba algo totalmente distinto a lo que es, yo me imaginaba conectada con cables a la cabeza, amarrada a una camilla para no poder huír y recibiendo descargas eléctricas al estilo de las películas más salvajes.

Pero en realidad cuando inicié el tratamiento fue totalmente distinto, para empezar son mini corrientes eléctricas que no provocan dolor o molestia. Sí tuve que estar totalmente comprometida al tratamiento, pues fueron semanas de casi todos los días o muy seguidos, pero son sesiones de menos de 30 minutos.

Y  hoy por hoy, puedo decir que me cambiaron la vida para bien, llevo meses sin dolores que me tumben y me hagan quedar postrada en cama. Además estoy tomando terapia psicológica para aprender a vivir sin dolor y cambiar todo lo negativo que llegó con mi dolor crónico.

Tania M. S.

42 años

CDMX

 

También le puede interesar más información de: Uso de técnicas no invasivas de estimulación cerebral para las adicciones: tDCS y rTMS

Comparte tus comentarios